Reseña: Carmilla de Sheridan Le Fanu


La historia es protagonizada por una joven que vive con su padre y unos pocos sirvientes en un castillo antiguo que esta localizado en la parte más apartada de Styria. 

La vida para Laura es muy solitaria y simple, excepto por un recuerdo de su infancia donde ella dormida en los brazos de una joven es despertada por el dolor de sentir dos agujas en su cuello y cuando la encuentran no ven a nadie más que a Laura. 

La vida sigue normal hasta que un carruaje tiene un gran accidente frente su humilde casa, dicho carruaje era el transporte de una elegante dama y joven hija, la cual queda desmayada y no puede concluir su viaje. Al ver la extraña situación el padre de Laura se compromete a cuidar de la joven hasta que se recupere.


Joseph Thomas Sheridan Le Fanu (Dublín, 28 de agosto de 1814-ibídem, 7 de febrero de 1873) fue un escritor irlandés de cuentos y novelas de misterio. Sus historias de fantasmas representan uno de los primeros ejemplos del género de horror en su forma moderna, en la cual, como en su relato Schalken el pintor, no siempre triunfa la virtud ni se ofrece una explicación sencilla de los fenómenos sobrenaturales.

Sheridan Le Fanu nació en el seno de una familia de alcurnia de procedencia hugonote. Su abuela, Alice Sheridan Le Fanu, y el hijo de ésta, Richard Brinsley Sheridan, tío segundo de J. Sheridan Le Fanu, fueron ambos dramaturgos, y su sobrina, Rhoda Broughton, novelista de éxito.

Estudió Derecho en el Trinity College de Dublín, donde fue nombrado auditor de la Sociedad Histórica. Pero a Le Fanu no le agradaban las leyes y se pasó al periodismo. A partir de ese momento y hasta su muerte publicó multitud de relatos. Desde 1861 hasta 1869, editó el Dublin University Magazine, que publicó muchos de sus trabajos por entregas. Perteneció a la plantilla de varios periódicos, incluyendo el ya mentado Dublin University Magazine y el Dublin Evening Mail, hasta su muerte, que se produjo en la ciudad que lo vio nacer, Dublín, el 7 de febrero de 1873.


Carmilla es un relato considerado un clásico y precursor de las historias de vampiros y ha sido una historia que me ha encantado. Es una narración realmente maravillosa y se nota con facilidad que es antigua. A mi parecer: perfecta.

"Me creerás cruel y muy egoísta, pero el amor es siempre egoísta; cuanto más ardiente, más egoísta." Carmilla.

La historia se centra desde el punto de vista de Laura, una joven dama que vive en un castillo con su padre, cuya vida es monótona y sencilla ya que viven lejos de la gran ciudad. Laura nos va relatando los sucesos de manera tal que te involucra en la historia como a un espectador y va contando los acontecimientos necesarios e importantes.

Las descripciones de los paisajes y las escenas son realmente detalladas y es fácil visualizar el castillo y sus alrededores, sin embargo, es un relato bastante corto y conciso.

"No hay sacrificio sin sangre." Carmilla.

Por otra parte debo decir que a pesar del suspenso y misterio característico en el relato es bastante predecible y a la vez deja muchas cosas sin explicar. Sin duda alguna es una historia bastante entretenida y rápida para leer.

Si te gustan las historias de vampiros no dejes de leerla.

Nos leemos



kroana

Venezolana viviendo en Chile, amante de la literatura y de una buena taza de café. Adoro pasar los domingos con un buen libro junto a una copa de vino de tinto.

1 comentario:

  1. Yo leí el libro precisamente por eso, porque era un clásico de vampiros. Y luego me gusto mucho la forma de narración, como dices, que es conciso, no se demora en mostrar los horrores directamente, y aunque el final es impredecible y quizá algo abierto si se esperará algo más decisivo, creo que es un clásico que vale mucho la pena.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

¡Hola! Gracias por comentar, todos los comentarios son admitidos con respeto.
Por favor no hacer spam ^_^
¡Nos leemos!

Sígueme en Instagram