Reseña: 1984 de George Orwell


Sinopsis: Inquietante interpretación futurista basada en la crítica a los totalitarismos y a la opresión del poder, situada en 1984 en una sociedad inglesa dominada por un sistema de "colectivismo burocrático" controlada por el Gran Hermano. 

Un hombre llamado Winston Smith intentará rebelarse contra ese control, manipulación y autoritarismo. Smith trabaja en el Ministerio de la Verdad. Su cometido se limita a escribir la historia de manera que siempre coincida con los intereses y predicciones del partido, así como a hacer desaparecer de los diarios, archivos, etc... los nombres de las personas molestas. Progresivamente se rebela contra la vida que le han obligado a llevar, y con toda clase de precauciones, intenta conservar un diario donde escribe sus dudas, sus pensamientos y sus sentimientos.

Mi Opinión: Debo decir que este es un libro que me ha encantado y eso es quedarme corta. El mundo que crea Orwell en este libro se me hace tan real que me cuestioné en muchas ocasiones si este hombre había escrito una distopía o una profecía.
"Y cuando la memoria fallaba y los testimonios escritos eran falsificados, las pretensiones del Partido de haber mejorado las condiciones de la vida humana tenían que ser aceptadas necesariamente porque no existía ni volvería a existir un nivel de vida con el cual pudieran ser comparadas."
Bueno, quizá sea un poco exagerado llamarlo profecía, pero para que me entiendan les pongo este ejemplo: para mí ha sido algo así como que dentro de 40 años alguien lea los juegos del hambre y le resulte tan real que llegue a dudar de si está leyendo ficción o un presagio; inicialmente pensé que quizá escribía sobre la ocupación nazi o algo parecido pero ya luego sé que fue simplemente ficción, una ficción que roza muy de cerca a la realidad: gobierno totalitario y opresivo, que permite ciertas libertades pero solo aquellas que no ponen en riesgo su dominio.
LA GUERRA ES LA PAZ
LA LIBERTAD ES LA ESCLAVITUD
LA IGNORANCIA ES LA FUERZA

La historia se centra en una sociedad dominada por una especie de "dictadura" militar, que comenzó a través de una revolución para conseguir la igualdad entre las clases y acabar con la oligarquía reinante en la sociedad inglesa; en la que el partido a cargo del gobierno decide la distribución de la riqueza a través de un sistema colectivo de racionamiento (de comida y vestimenta), impone un modelo de pensamiento particular (a favor del partido) desde la educación primaria, controla los medios de comunicación y mantiene una vigilancia omnipresente.
"En todo el tiempo a que alcanzaba su memoria, nunca hubo bastante comida, nunca se podían llevar calcetines ni ropa interior sin agujeros, los muebles habían estado siempre desvencijados, en las habitaciones había faltado calefacción, los metros iban horriblemente atestados, las casas se deshacían a pedazos, el pan era pard plain negro, el té imposible de encontrar, el café sabía a cualquier cosa, escaseaban los cigarrillos y nada había barato y abundante a no ser la ginebra sintética. Y aunque, desde luego, todo empeoraba a medida que uno envejecía, ello era señal de que éste no era el orden natural de las cosas..."
En esta historia nuestro protagonista está en contra del partido y lucha de manera interna con el sentimiento de rechazo que tiene hacía la situación que vive y pasa por un conflicto interno entre lo que debería sentir y lo que siente:
"Abogaba por la libertad de palabra, la libertad de prensa, la libertad de reunión y la libertad de pensamiento, gritando históricamente que la revolución había sido traicionada."
De manera progresiva el autor nos va narrando los detalles del funcionamiento de la sociedad en que vive nuestro protagonista, el modo en que se imparte la ley, la manera como se manipula la comunicación y la mente colectiva, hasta adentrarnos en lo más profundo del partido y su sentido de ser.
"El Partido no se preocupa de perpetuar su sangre, sino de perpetuarse a sí mismo..."
Ha sido una lectura bien interesante que me obligó a pensar y cuestionar muchas cosas, a la par que me hacía pensar en teorías y hacer conjeturas sobre el trasfondo del Partido y tratar de crear un final para la historia; porque aparte de todo en ningún momento pensé que la historia pudiera tener un "final feliz" de esos que nos gustan tanto en la ficción: que al final todo tenga sentido y se solucione de manera poética; y es que luego de tanto, de todo lo que el Gran Hermano simboliza, de lo profundo de las raíces del partido, ya nada más podía tener sentido.
"Constituye una táctica deliberada mantener incluso a los grupos favorecidos al borde de la escasez, porque un estado general de escasez aumenta la importancia de los pequeños privilegios y hace que la distinción entre un grupo y otro resulte más evidente."
Un libro espectacular, que no se deja nada sin explicar, que lo dice todo y es capaz de trasladarte al mundo que el autor crea, de hacerlo real y hacerte participe de su historia. 1984 me atrapó de principio a fin. Y en este libro que tanto me ha gustado, y del que he tomado más notas que de ningún otro finalizo mi reseña con esta frase del protagonista:
"Pensó Winston que los mejores libros son los que nos dicen lo que ya sabemos..."

¿Ya lo leyeron? ¿Cuáles son sus impresiones?
Déjenme sus comentarios

Nos leemos

kroana

Venezolana viviendo en Chile, amante de la literatura y de una buena taza de café. Adoro pasar los domingos con un buen libro junto a una copa de vino de tinto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! Gracias por comentar, todos los comentarios son admitidos con respeto.
Por favor no hacer spam ^_^
¡Nos leemos!

Sígueme en Instagram